sábado, 26 de septiembre de 2015

Reptiles (1)/Lagartos (1)


Éste mural lo encontré hace menos de dos semanas en la esquina suroccidental de la intersección de la calle 53 con Avenida Caracas (carrera 14), lo que resulta siendo en el costado sur de dicha calle.  Incluyo tres detalles: el mosaico de lagartos, que es copia de los de los dibujos del artista neerlandés M.C. Escher, el lagarto que aparece aislado de los demás y la firma del artista.  Debió haber puesto "según M.C. Escher".  (A Escher lo descubrí hace como medio siglo, en mi época escolar.)  Una cuadra más al norte, en la próxima esquina, y también en la calle, hay dos murales de CRISP, que ya he mencionado varias veces, y cuyo cocodrilo será parte de esta serie sobre los reptiles. 

El sentido del título del mural --Ser Uno Mismo--, debería ser obvio para todo el mundo.  La idea la representa el lagarto que se aleja de los demás.  El mosaico de lagartos entrelazados simboliza a la muchedumbre pasiva y sumisa desprovista de ideas propias.  Fue ingenioso esto de aprovechar ese mosaico para expresar la idea de esa manera.

Hay más ejemplos de mamíferos no humanos en mi archivo-e pero primero quise exhibir los reptiles.  Uno de ellos, que es la tortuga, es una de las razones que tuve para no seguir consumiendo atún enlatado, y sugiero que otros hagan lo mismo.  (¡A comer sardina!)  El emblema de Dolphin Safe (Amigable Con los Delfines) es un engaño solapado.  No es cierto que las nuevas redes, que supuestamente permiten que los demás animales escapen, sean la solución al problema.  Simplemente reducen un poco la mortandad.  Las grandes flotas atuneras siguen ahogando a cientos de miles de delfines, tortugas y tiburones todos los años.  Los gobiernos lo saben pero, como siempre, obran conjuntamente con los que andan saqueando el planeta.  Para ellos la Naturaleza que los alberga y nutre no tiene derechos que pueda reclamar.  "La Naturaleza aguanta todo, pero devuelve el golpe con fuerza."







  El mosaico de los lagartos de Escher aparece en su dibujo titulado "Reptiles" …




… y en otros (el tercero se parece a los diagramas que ahora llaman "fractales") …






… y en algunos incluyó otros animales no humanos (sapos, peces, murciélagos, aves), junto con las lagartijas o sin ellas ... 


                                               




… y dibujó mosaicos con otros temas, como el del jinete …





… pero el que más éxito ha tenido ha sido el de los lagartos.  Se los ve hasta en las corbatas de seda …





(… y una tiene un mosaico de hipocampos …)





… en un rompecabezas decorativo de material suave para las alcobas de niños pequeños …





… en los pisos …  





… en las mesas …





… en los modelos para impresoras 3D (el aparato forma la pieza del color que uno quiera darle, se imprime las que uno necesite y luego uno las entrelaza)… 






… y en un diseño que puede uno imprimir, pegar en cartulina, recortar y doblar para armar un cubo.  El cuadrito B hay que separarlo y pegarlo con una lengüeta en la segunda posición señalada con una letra be, y es claro que hay que poner otras lengüetas donde sea necesario para pegar cuadros adyacentes el uno al otro, así que antes de recortar hay que dibujar las respectivas "orejas".





Cualquier dibujo de diseño repetitivo como los mosaicos de Escher se presta para hacer que se presente el efecto de profundidad, o sea, tridimensional.  El efecto es particularmente asombroso con el de los lagartos azules, peces rojos y murciélagos amarillos.  Basta con mirar el dibujo desde una distancia adecuada desenfocando la mirada por unos pocos segundos como si se estuviera mirando a lo lejos, de tal manera que los contornos se vean borrosos, hasta que comience a verse todo tridimensional y nítido.  Además de tener la sensación de profundidad, se ve los colores brillando como si fueran fosforescentes, si son colores muy vivos, como en dicho mosaico.  Creo que Escher hizo sus dibujos sin saber nada de fractales ni del efecto tridimensional.


*****

FUENTES: la corbata es de la empresa neerlandesa Rooymans Neckwear (WeLoveTies.com) y cuesta 50 euros, el rompecabezas es de SoftTiles.com, las baldosas de madera para pisos son de la empresa madrileña Arbore, la elaboración de la mesa está explicada en Instructables.com, Yeggi.com ofrece 299 modelos de piezas en forma de lagarto para impresoras 3D (¿y cuánto cuesta un aparato de esos, y acaso los alquilan en alguna parte?) y el cubo es del checo Walter Randelshofer, que en www.randelshofer.ch  tiene también unos con otros diseños (sección Virtual Cubes).              




No hay comentarios.:

Publicar un comentario