martes, 1 de septiembre de 2015

Mamíferos (2): Elefantes













ADVERTENCIA (para los del "arte por el arte"): A quien no le parezca adecuado mezclar el arte con la política se le aconseja no pasar más allá del quinto párrafo.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fue una sorpresa topar por primera vez con el dibujo de un elefante.  Aparecía al lado de un perro, en toda la esquina de la carrera 21 con calle 51, diagonal a la esquina nororiental del Parque Alfonso
López Pumarejo.  Unas tres semanas después hubó más sorpresas cuando encontré otras tres versiones del mismo dibujo del elefante en el mismo sector, unas cinco cuadras más abajo, pero en dos caminatas sucesivas.  (En Bogotá "subir" es acercarse a los cerros, "bajar" es alejarse de ellos, aunque se esté ya en terreno plano.)  Regresando de una caminata fotográfica vi dos de esas tres adicionalees pero no las pude fotografiar porque la pila de la cámara ya se había agotado, y cuando fui a hacerlo en la próxima descubrí que eran tres y no sólo dos, muy cerca la una de la otra.

En alguna caminata encontré también una versión pequeña en un poste metálico angosto que está en el parquecito de la carrera 13 con algo como calle 43 (el que está frente a una sede de la Universidad La Gran Colombia).

Me alegró encontrar luego otro dibujo de elefantes, pero éste era, no un mero esbozo apresurado, sino un gran mural con dos patas de elefante, sobre una "cortina enrollable" (así llaman a esas cosas metálicas muy resistentes que usan los almacenes para proteger sus vitrinas y entradas y que se convierten en un rollo en la parte superior cuando abren el almacén, y son un lienzo predilecto de los grafiteros), al lado del puente de la calle 53 que pasa sobre la carrera 30 (para mí siempre fue eso y no sé en que momento comenzaron a decirle "Avenida NQS", o "la NQS").  Su elaboración cuidadosa que parece haber sido con plantilla es como lo que hace "Juega Siempre" o el equipo grafitero "Toxicómano", pero la firma en la esquina inferior derecha dice "PRAXIS  '14", con una letra ere invertida lateralmente, en imagen especular.  Debajo del puente hay muchos dibujos.

Antes de todo eso, en la tercera caminata (son ya unas diez), había visto lo que parece ser los esqueletos de elefantes en un mural enorme en la Avenida 26, pero es mejor que aparezcan en una serie con dibujos de esqueletos, porque también encontré uno humano muy bien hecho.   (Habrá además una serie de calaveras, de las que hay decenas, muy variadas.  Parece ser el tema más reiterado de los grafiteros, algo que tendrían que explicar los sociólogos o los violentólogos, que no sé si sean todos sociólogos.  Tienen ahí un buen asunto para una tesis de grado, y les agradezco que mencionen el origen de la sugerencia en la tesis.)  

Hace pocos días vi una foto con elefantes que acompañaba una noticia en el sitio del diario chino China Daily en la Red que incluyo aquí para que se pueda comparar dichas patas en el mural con las del primero de la fila.  La noticia informa de una tragedia en Tailandia, donde un elefante mató con los "colmillos" (en realidad son dientes incisivos, como lo que parece una jabalina en el narval) a su "majut" (guía), con el que no se entendía bien, y salió corriendo hacia la selva con una familia de tres turistas chinos aterrados, padre, madre e hijo pequeño, en el lomo (http://bbs.chinadaily.com.cn/thread-1544316-1-1.html).  Pudieron calmarlo y los turistas salieron ilesos del incidente.  Título del informe: Thai elephant kills keeper, runs off with 3 Chinese on its backPie de foto: Elephants eat platters of fruit during the elephant banquet to mark "National Elephant Day" in Ayutthaya province on March 13, 2014.   

El personaje del parque es un ex presidente de la República y abuelo (o algo así) de Clara López Obregón, una señorona del Polo Democrático Alternativo casada con un comunista, que fue Secretaria de Gobierno, o sea, "mano derecha", del Alcalde (de la capital) Samuel Moreno Rojas, mientras él y su hermano vaciaban el erario distrital (es el escándalo llamado "del Carrusel de la Contratación" o "del Carrusel de los Contratos").  Ahora ellos están encarcelados pero ella es candidata del Polo a la alcaldía, porque la "responsabilidad política" existe solamente donde se da la civilización, y donde se da el plátano no se da la civilización (lo segundo, lo del plátano, lo dijo Alexander von Humboldt, el naturalista del siglo XIX).  El hermano de Samuel ya había hecho lo propio con el erario de Bucaramanga, siendo su asesora de cabecera Alba Luz Pinilla, otra polista rojaspinillista y luego congresista.  No sé en que anda ahora.  La Wiki no le tiene informe y no tuve paciencia para ponerme a investigar y seguir la pista a esta politicacha descarada.  Tampoco sé si es de los mismos Pinilla del dictadorzuelo.   

(El Polo es un partido de izquierda repleto de oportunistas y vividores, uno de los cuales, el  ex concejal de Bogotá Wilson Duarte, fue denunciado, junto con su hermano, por su cuñada por lesiones personales luego de que la golpearan frente a su hijo de seis años de edad por andar por ahí diciendo que la familia de él era toda de gente sin principios para la que la política es un mero negocio.  Los residentes del conjunto residencial, al oir sus gritos, llamaron a la Policía.)

López Pumarejo tuvo que renunciar a su cargo en su segundo período sucesivo por un escándalo que involucraba a su hijo, Alfonso López Michelsen, que luego fue también presidente (esto fue el Caso Händel), porque como dicen en Colombia, aquí la gente "cae hacia arriba".  Otro que se burló de la ley de la gravedad fue el ex presidente Ernesto Samper Pizano, que se hizo financiar por narcotraficantes (cfr. el Proceso 8.000) y ahora ha sido rehabilitado y premiado con el cargo de Secretario General de UNASUR.  Es el tal "realismo mágico" latinoamericano, en una región donde la Naturaleza es extravagante y prolija pero donde no rigen las leyes de la Naturaleza.  Ahí todos ascienden al Cielo en cuerpo y alma, a lo Remedios la Bella (o pudo ser Úrsula Iguarán, o la Cándida Eréndira de Tal).  En la época del Proceso 8.000 vi esto escrito con bolígrafo en el espaldar de una silla en una buseta: "Y ahora que se sabe que Samper compró la silla [presidencial] con coca, ¿qué?"   Hom'e, nada, que el tipo es de los del Gimnasio Moderno y en la cleptoplutocracia nadie se hunde, aunque no sepa nadar.  Además, aunque no puede entrar a los Estados Unidos, por narcófilo, el padre de la esposa es héroe de guerra norteamericano.  Él peca, ella reza, patalea en la embajada para que le den visa (a ella), viaja a los Estados Unidos como si nada, y la familia empata.   

El columnista "Klim", pariente de los López, tenía una rencilla con ellos y denunció a su propia gente en un folletín titulado "El Mesías de la Händel", en una alusión al compositor y su obra coral porque, eso sí, son gente de la de ópera y bel canto, que es tanto como decir snobs.  Preguntado por el asunto dijo que de todos modos los demás son todavía más "guaches" que sus parientes "conchudos".    

Los Moreno Rojas son nietos de Gurropín, como llamaban a un dictador militar ladrón a lo Perón que mataba a estudiantes universitarios y perseguía a los comunistas en la época del macartismo (decenio de los años 50).  Véase mi narración de la vida real sobre esos días en http://transcripcionesreveladoras.blogspot.com/2012/12/el-mochilero-y-otras-rutas.html.

Cuando en el '70 hubo fraude electoral y "robaron" las elecciones a mi General (Rojas Pinilla) hubo conato de insurrección en Bogotá.  Fue militarizada la capital y apareció el presidente saliente, Carlos Lleras Restrepo, en la televisión advirtiendo que todo el que se encontrara en la calle después de las 8 de la noche sería arrestado.  Todo el mundo corrió a meterse en sus casas y así terminó la Revolución Antipastranista, que fue fugaz, mientras que la del 9 del Abril fue más dura de roer y continúa en el monte casi 70 años después, habiendo pasado de gaitanista a marxista.  El del robo electoral fue Misael Pastrana Borrero.  Uno de sus hijos era un quinceañero que luego, ya cuarentón o cincuentón, también fue impuesto como "presidente de todos los colombianos" (la fórmula verbal acostumbrada).   

Lo del fraude llevó a la formación del grupo guerrillero rojaspinillista, populista y patriotero llamado M-19 (apócope de "Movimiento 19 de Abril", nombre que alude al día de las elecciones fraudulentas de 1.970.  El alcalde actual de la capital, Gustavo Petro Urrego, fue guerrillero de ese grupo, y aparece en una foto, muy joven todavía, con una pistola al cinto, pero él asegura que nunca mató a nadie.  Pudo haber dicho eso mismo, inútilmente, a los gorilones que lo torturaron con electrodos en la Escuela de Caballería de Usaquén.  Nunca ha explicado por que su héroe durante tanto tiempo fue un tiranuelo de cuartel militar y  cleptócrata.  Con el M-19 se firmó un acuerdo de paz y ahora son "gente importante" (gobernadores y demás).   

Petro es el hombre de los grandes virajes bruscos.  Se lo veía feliz tomando manzanilla en la corridas de toros y ahora resultó convertido en "animalista" y taurófobo, pero sigue sin decir nada sobre su suegro, que es aficionado a las peleas de gallos.  Además dos hijos de ese señor, o mejor dicho, dos cuñados de Petro, andan destruyendo el Humedal La Conejera con unos edificios de apartamentos y Petro alega que está inhabilitado para intervenir.  En ese caso está aplicando la política del liberalismo clásico de "dejen hacer, dejen pasar". 

Coincidentemente, ayer alguien solicitó la revocatoria a la inscripción de Clara López como candidata a la Alcaldía, por "doble militancia" (la condición de miembro de dos partidos políticos, algo que está prohibido por ley).  Ella apareció en los noticieros de televisión diciendo que indagó y se sorprendió al descubrir que no se trataba de un mero ciudadano sino de un abogado que a nombre del Partido Liberal lo hace por temor a las consecuencias del hecho de que el candidato liberal está involucrado en no sé que enredo (lo típico del politicastro colombianejo), por lo que quieren eliminarla como rival, para despejar la vía.  Se dice desde ya que no "prosperará" ese plan de la revocatoria.

Esta historia patria auténtica, o en otras palabras, no oficial, era oportuno incluirla aquí, por lo del "elefante" del Proceso 8.000, una expresión con una explicación demasiado larga como para ponerse a contarla aquí.  Baste con decir que se justificaba todo éste discurso para denunciar a la canalla de asesinos y rateros encorbatados que siempre ha manejado el país como su fuera su propia granja avícola desde "Palacio".  Tuercen el pescuezo a todo el que se les atraviese.  Son los que dicen que "la pared y la muralla son el papel de la canalla".  Más adelante se incluirá también una serie de mensajes políticos desesperados de los que se ve en los muros de la ciudad, el papel del "pueblo raso".  Vox populi, vox Dei.     




No hay comentarios.:

Publicar un comentario