martes, 22 de septiembre de 2015

Del Kama Sutra callejero de alias "Lik Mi"



… y sigo postergando el momento de incluir aquí el final de la serie de los simios con los dibujos de los simios astronautas de Criptomita porque en la última caminata fotogáfica, que fue antier, domingo 20, topé con un dibujo erótico notable de Lik Mi, inspirado en las ediciones ilustradas del Kama Sutra, en la esquina de la carrera 13 con calle 45-A, la vía cerrada corta que baja de la entrada de la Universidad Piloto hacia la 13.  Estaba a una altura de unos dos metros y la puso ahí hace ya algún tiempo porque se está comenzando a despegar, como se ve en la foto, así que hay que instalarla aquí para cuando la intemperie haya acabado con ese buen dibujo o alguien lo haya tratado de arrancar y no haya dejado sino meros jirones.  Traté de rescatarlo desprendiéndolo con cuidado para mi colección pero se veía que iba a romperse y hubo que desistir.  Unas pegatinas se dejan despegar, otras no tanto y es mejor dejarlas en su lugar hasta el fin de su vida útil, nunca muy prolongada.   Es diseñadora gráfica y de joyería, principalmente de zarcillos.  El dibujo tiene una altura de unos 15 cm. 

Uno se pregunta si el seudónimo de la artista es una versión en inglés macarrónico de esa frase en el modo imperativo que es lick me, que es tanto como decir "lámeme".  Imposible preguntarle en su sitio en Facebook porque tiene desactivada la opción que permite hacer comentarios a menos que sea uno una de sus amistades.  Tendrá sus razones para hacerse la autista con desconocidos.

Ese día estrené mi nueva herramienta de trabajo, un banquillo o taburete, que cargué metido en un carrito de las compras de los que sirven para traer el mercado.  Algunos grafiteros tienen el hábito de pegar  sus dibujitos a una altura incómoda para el fotógrafo y fuera del alcance de la mayoría de la gente destructiva o que los colecciona, como ya expliqué en el primer tema sobre los simios, así que tuve que imitarlos y llevar en mis caminatas fotográficas algo a lo cual treparme.  También dije que una vez un  niño me vio haciendo piruetas, trepado a un borde, precariamente, y tratando de agarrar una lámina autoadherible del miquito con cachucha de Eggo Unonueve para mis archivos.  Preguntó algo a su acompañante, una señora que lo llevaba de la mano, pero no escuché sino el comienzo de la oración: "Ese señor, ¿(…)?"  Tuvo que haberle preguntado algo como "¿qué hace ahí trepado como un mico?"  Ella tuvo que haber respondido algo como: "No sé.  Mucho el loco que se ve andando por las calles.  Hay que tener cuidado con eso." 

En realidad no sé si usan un mueble como ese, o una escalera, o si se suben a los hombros de alguien, o si levitan como los que hacen yoga avanzado.  Pude entonces por primera vez tomar buenas fotos de varios de esos dibujos puestos bien arriba en los muros, los postes y demás infraestructura urbana.  Las fotos tomadas desde un nivel inferior deforman la imagen, por cuestiones de perspectiva.



-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



ACTUALIZACIÓN (mismo día):  Éste tema lo instalé el martes 22 en la madrugada, luego descubrí otra versión del dibujo en la Red, en un informe (https://jacquelinemhadel.wordpress.com/2012/11/03/spotlight-on-lik-mi/) de una turista que visitó Bogotá hace tres años, conoció a Lik Mi y fotografió sus dibujos durante un recorrido por el centro de los que organiza la empresa del grafitero australiano CRISP (http://bogotagraffiti.com), que ya he mencionado por lo menos dos veces.   



No hay comentarios.:

Publicar un comentario