sábado, 29 de agosto de 2015

Mamíferos (1): Ciervos















El primer dibujo es el segundo de Peste puesto aquí en éste blogo (ver su ballena en http://arte-callejero-de-bogota.blogspot.com/2015/07/ballena-jorobada.html).  Los demás son todos, menos uno, impresiones en papel del mismo dibujo en los que lo único que varía es el color.  Solamente en el de fondo amarillo aparece la "firma", que es de "Medusa".  Es una lámina autoadherible.  También se ve esa firma en el dibujo de un escarabajo y en el de una cabeza de rata de perfil que eventualmente serán agregados al blogo, en las series respectivas de escarabajos y ratas (animales de los que he visto ya varios ejemplos notables). 

Sus ciervos los veía en muchos sitios sin saber de quien eran, hasta que por fin topé con esa lámina.  Estaba en el envés de una señal de tránsito del costado norte de la Avenida Chile (calle 72), cerca de la esquina con la carrera 15.  Fue imposible lograr que quedara nítida la foto porque tuve que tomarla encaramándome precariamente sobre un borde metálico que daba poca superficie de apoyo al pie en un poste angosto ubicado a algo así como un metro de distancia de la señal de tránsito, y había que agarrarse a ella con la mano izquierda, por lo que la señal temblaba, por estar sobre una vara metálica flexible, mientras que con la otra mano levantaba la cámara, tratando de situarla frente a la lámina, que está a una altura como de dos metros y medio.  No espero que se entienda bien esta maniobra tan  complicada.  Para que la foto quedara nítida habría que tenido que llevar un banquillo al cual poder subirme cómodamente.

El ciervito de Medusa aparece también sobre una gran rata suya que está bajo el puente de la calle 53 que pasa sobre la carrera 30 (o Avenida NQS) y que quedará en la serie de las ratas.  Hay en la carrera 7ª. con algo como la calle 57, costado occidental, un mural angosto de Peste con un animal fantasioso que aparecerá luego junto con otros animales de ese tipo.  Peste escribe su seudónimo con la letra te como una cruz invertida, sin que pueda saberse si es meramente un detalle caprichoso o un indicio de la condición de satanista.  También habrá aquí una serie de mensajes y emblemas satánicos.

Otra circunstancia ambigua es el género de los artistas callejeros porque siempre prefieren usar seudónimo y permanecer en el anonimato, excepto, que yo sepa, en el caso de "CRISP", Christian Petersen, que es un australiano que organiza recorridos turísticos del centro de la ciudad (http://bogotagraffiti.com).  Ha estado en Bogotá desde hace ya seis años.  Por correo-e me dijo que también recorre las calles tomando fotos del arte callejero, como lo hago yo, y me preocupó saber que estando en eso lo han apuñalado y le han robado, por lo que creo que no querré nunca ir a hacerlo en localidades como Kennedy y Suba.  Ya he encontrado varias de sus obras de arte y las tengo fotografiadas.

No sé si el arte callejero sea en Colombia una actividad exclusivamente masculina, pero sí que no lo es en otros países (ver, por ejemplo, el blogo de una grafitera en http://madc.tv/).

La cornamenta exuberante del ciervo del emblema del whiskey escocés Glenfiddich evoca la del ciervo de Peste.  Se lo elabora desde 1.887 y el nombre significa "Valle del Ciervo" en gaélico.  Coincidentemente, al pasar por el Estadio El Campín el martes pasado (día 25 del mes), en otra caminata fotográfica, encontré un recipiente muy elegante y hermoso de ese licor sin la botella ni la tapa del recipiente, puesto cuidadosamente en una de las taquillas por alguien antes de entrar (creo que no se permite entrar con bebidas alcohólicas) al partido de fútbol más reciente.  El ciervo de Peste lo había visto hacía apenas unas dos semanas.  Había que aprovechar la ocasión e incluir con mis fotos de los dibujos de ciervos una del emblema antedicho, que es muy atractivo por su brillo dorado.           


No hay comentarios.:

Publicar un comentario